¿Sabes cuánto y cómo tener congelada la carne?

La forma de vida actual propicia que en la mayoría de las casas se haga lo que muchos llamamos una ‘compra grande’ al mes -más o menos- para llenar la despensa de productos no perecederos y evitar ir a la tienda cada dos por tres. En el caso de la carne, aunque es un perecedero y muchas veces la compramos a diario o semanalmente, también hay costumbre de comprar grandes cantidades, bien sea por comodidad o para aprovechar promociones familiares. En este caso, ¿cuál la solución para conservarla? Congelamos y listo, carne siempre a mano.

Pues bien, conviene tener claro cuánto tiempo y cómo tiene que estar congelada la carne. En Carnicería Pedro Rivas, os vamos a citar algunas consideraciones básicas y sencillas acerca del proceso de congelación de la carne y también vamos a contaros cuál es nuestra idea a cerca de cuánto tiempo puede estar congelada la carne.

¿Cómo congelar la carne?

  1. Lo primero que debemos tener en cuenta es que hay que adquirir carne fresca y de calidad.
  2. Es importante congelarla lo antes posible tras la comprar para evitar que se deteriore o contamine.
  3. Es bueno retirar los trozos de grasa más grandes.
  4. Divide la carne en porciones equivalentes a lo que vas a consumir de una vez (dependerá mucho del número de personas que hay en casa), para que puedas descongelar solo la que necesites o vayas a cocinar en cada caso. 
  5. Envuelve la carne en papel film o bolsas de congelación.
  6. Pon una etiqueta en cada paquete con el tipo de carne, cantidad y fecha de congelación.
  7. Nunca congeles una carne por segunda vez. Si la has cocinado tras descongelarla, sí puedes volver a hacerlo después de que se enfríe completamente.
  8. Descongela la carne lentamente, dejándola varias horas en la nevera y después puedes sacarla un rato a temperatura ambiente, pero lo más protegida posible.
  9. Cocínala enseguida después de descongelar.
  10. Si está cocinada y después congelada puedes darle un golpe de microondas o ponerla a fuego lenta para acelerar la descongelación.

Tiempos de congelación de cada tipo de carne

Según hablemos de una carne u otra, sugerimos tiempos diferentes, porque depende de lo grasa que sean la pieza o cómo haya sido tratada. En términos generales, si ya has cocinado la carne, no la tengas en el congelador más de 2 meses. Pero en el caso de que esté fresca, esta es nuestra recomendación:

Cerdo: De 3 a 6 meses. Piezas menos grasas, como, filetes, chuletas, lomo o similares.

Cerdo: No más de 2 meses. Piezas más, grasas como salchichas, chorizos o salchichones.

Carne picada: Entre 2 y 3 meses. Asegúrate de que es muy fresca y recién picada.

Jamón y lomo embutido: No los congeles, disfrutarás mejor su sabor y textura si son frescos.

Cordero: 8 meses

Vacuno: Aguantan entre 6 meses y 1 año

Vísceras: 3 meses

Compartir